Etiqueta: ECG

La patronal de portavehículos reabre el diálogo con los fabricantes de automóviles

logo definitivo

La conferencia del ECG, EuroCarTransport Group, la Asociación Europea del Transporte y Automóvil se celebró en Amsterdam con un importante avance el reinicio del dialogo con los fabricantes de automóviles. En la foto el presidente de ECG, Constantino Baldissara.

La principal conclusión es que los mercados europeos del turismo están mejorando en el sur de Europa. Parece que todavía el impacto en el mercado europeo de automóviles no es tan grave como parece. Sobre todo porque hay una corriente de optimismo respecto a los aumentos de venta en España que pueden seguir también en Italia.

España es ahora el modelo a seguir en todo Europa y parece que desde fuera se ven mucho mejor las cosas que desde dentro, con aumentos continuos de la venta de turismos y de camiones. Estos aumentos de venta contrastan con la situación plana del resto del mundo o Europa o cayendo en Francia, y hacen ser optimistas a los transportistas y logísticos del automóvil que el resto de países seguirán el ejemplo de España donde al parecer, los programas de incentivos para la compra de automóviles y furgonetas, y ahora, de vehículos industriales, los célebres PIVE, y PIMA, parecen que están aumentando la demanda. En la foto Eric Jonnaert secretario general de ACEA, la patronal de los fabricantes de automóviles.

En el resto de Europa la incertidumbre viene sobrevenida por el impacto de las inversiones empresariales en Alemania por la situación en Rusia y en Ucrania que parece no mejorar y que en centro Europa se ve con mucha más seriedad dado el desafío de Putin a la Comunidad Económica Europea. Las sanciones se han mantenido por parte de Europa, y no parece que vayan a aflojar, y Putin sigue desafiante y parece que no puede encontrar una vía de marcha atrás a su equivocación en el planteamiento ucraniano. De momento las sanciones no se han ampliado a las importaciones y exportaciones de automóviles ni a las empresas europeas que mantienen cuantiosísimas inversiones en Rusia y grandes fábricas en el país exsoviético y cuyo futuro pende de un hilo si las cosas empeoran.

La ECG ha logrado renovar su diálogo con la Asociación Europea de Fabricantes de Coches, lo cual ha mejorado tremendamente la situación respecto al año pasado por estas fechas donde el diálogo se había roto. Gracias a la llegada de un nuevo secretario general a la organización, Erik Jonnaert, las conversaciones se han relanzado.

Las exportaciones europeas de vehículos siguen firmes, sobre todo a Turquía,
el Mediterráneo y el Medio Oriente, y el dinamismo por la parte naval de la logística del automóvil es patente. En el transporte por carretera el movimiento constante de vehículos hacia los países del Este de la Unión Europea va creciendo, la implantación en esos países de las fábricas del automóvil es grandísima, con fábricas que pueden producir muchos coches, y la situación logística no es mala. Sin embargo, sigue apreciándose unasubinversión del sector del transporte por carreteraen la logística del automóvil y todavía las inversiones en flota y en camiones están muy por debajo de la situación precrisis. En la foto superior parte del nutrido grupo de miembros del sector de la logística del automóvil en España que asistió a la asamblea de ECG.

En España la revolución del tender de Daimler para dar salida a turismos por el puerto de Barcelona, unos 160.000 coches al año que daría para cuatro trenes diarios, parece que reanima al sector. Este contrato que está todavía en el aire por parte del gigante alemán y que podría ser seguido también de otros fabricantes alemanes y franceses, es muy importante para el puerto de Barcelona que tiene 200.000 metros cuadrados esperando a esta gran apuesta por el automóvil.

En cualquier caso va a significar que va haber coches para todos, no solamente para el ferrocarril, que se espera que va dar un salto en el ancho internacional o también en el ancho ibérico, pero también habrá vehículos que lleguen por mar y también siempre se mantendrá una capacidad funcionando por carretera de alrededor del 20% de esos 160.000 vehículos, o sea de unos 25.000 a 30.000 vehículos que siempre estarán entrando por carretera para mantener como dicen los logísticos una alternativa siempre en funcionamiento a cualquier problema ferroviario o naval.

Este nuevo tender trajo un poco de optimismo a la delegación española y, en general, al sector de portavehículos españoles. Aunque también significa riesgos ya que si se van equilibrando los tráficos de bajada ya se está hablando de que pueda haber reducciones en los precios ya que se reequilibrarían los tráficos después de que estos años se ha hecho imposible muchas veces hacer circuitos con Europa.

www.maycarr.es