Etiqueta: carretilla elevadora

Unicarriers presenta su nueva carretilla PDP 200 con doble apilador.

IMG_4280

Mejora el rendimiento en “cross-docking” y la eficiencia en largas distancias.

Tras su fusión, Atlet, Nissan Forklift y TCM presentan el primer resultado de su trabajo conjunto, bajo el paraguas de UniCarriers Corporation. Con la introducción del nuevo apilador PDP 200, el fabricante de carretillas Unicarriers combina la máxima eficiencia con capacidad de larga distancia. Con la opción de transportar dos palets a la vez en cada ciclo, el doble apilador mejora la tasa de rotación de “cross-docking”. Está disponible con plataforma del conductor abatible y barras de protección laterales plegables. El trabajo ergonómico y seguro está garantizado, incluso en distancias más largas.

Dependiendo del mástil, el nuevo PDP 200 tiene unaaltura de elevación máxima de 1.675 milímetros, o 2.090 milímetros +elevación iniclal. Puede transportar cargas con un peso total de 1.000 kg + 1.000 kg en las horquillas y elevación a horcajadas. “Con una velocidad de conducción de hasta 10 km/h con carga, el PDP 200 permite un alto rendimiento de pallets en ‘cross-docking’ y una tasa rápida de carga/descarga de los camiones”, afirma Marja Högnelid, Director de Producto de UniCarriers Europa. El PDP 200 se acciona por un motor de corriente alterna con una función anti-retroceso integrada. El usuario puede montar cómodamente en la plataforma del operador plegable, u operar a pie como un montacargas manual. La nueva plataforma diseñada ofrece una posición de viaje optimizada ergonómicamente, y su amortiguación reduce las vibraciones durante el viaje. Por tanto, la carretilla elevadora ofrece la máxima comodidad para el usuario, incluso para los ciclos de transporte más largos.

El sistema de apoyo a la estabilidad (S3) de UniCarriers garantiza la seguridad en el almacén: reduce automáticamente la velocidad de la carretilla elevadora cuando se viaja a través de las esquinas, y por lo tanto reduce al mínimo el riesgo de accidentes. Las barras de protección laterales plegables proporcionan un apoyo fiable para el operador, incluso a la velocidad máxima. Por otra parte, el PDP 200 ofrece un tejadillo con certificación ISO. Otro aspecto de la seguridad es el control de acceso electrónico; antes de utilizar la carretilla elevadora, todos los conductores se identifican en el ordenador de a bordo con un código de acceso o tarjeta RFID personal. Dependiendo del perfil de usuario, el camión puede estar disponible con potencia completa o reducida.

Pensando en altos tiempos de actividad e intervalos de servicio crecientes, muchos componentes del PDP 200 están protegidos contra la entrada de polvo y humedad, de acuerdo con las clases de protección IP 65 e IP 67. Además, la estructura modular familiar de Atlet aumenta la eficiencia de la carretilla elevadora: es compatible con los componentes existentes de la cartera UniCarriers, lo que acelera notablemente el mantenimiento y reduce los costes de servicio.

www.maycarr.es

Linde Material Handling fabrica su carretilla 750.000

IMG_4280

La empresa celebra un hito histórico en su planta principal de Aschaffenburg.

La primera carretilla elevadora fabricada por Linde Material Handling (MH) salió de la planta de Aschaffenburg en 1959. Cincuenta y cinco años más tarde, el 29 de agosto de 2014, el fabricante de carretillas celebró un aniversario especial en su planta principal: el personal de la línea de producción terminó el montaje de la carretilla número 750.000, una carretilla contrapesada eléctrica con capacidad de carga de cinco toneladas. El futuro propietario de dicha carretilla es elBMW Group, que utilizará el modelo E50 de Linde, equipado con cabina, sistema de calefacción, BlueSpot y horquillas de 2,30 metros de largo, para la carga y descarga de camiones en su planta de componentes en Wackersdorf (Alemania).

Un poco de historia…
El primer modelo fabricado en Aschaffenburg e introducido en el mercado fue el Hubtrac, el antepasado de todas las carretillas Linde. En un principio, el número de unidades producidas de este modelo de carretilla era bastante limitado, con apenas unos cientos de carretillas en los primeros años, de los cuales, cerca de una quinta parte, se vendía fuera de Alemania. Pero la demanda fue aumentando año tras año: los modelos de carretillas que circulaban con motor diésel y con capacidad de carga de 2-2,5 toneladas, se hicieron muy populares debido a su eficiente y precisa transmisión hidrostática, así como al sistema de mando por doble pedal y a las palancas de control central.

En 1970, un año después de que la dirección hubiese abandonado por completo la producción de tractores, ya se producían más de 2.000 carretillas anualmente. El crecimiento se aceleró cuando, en los primeros años de la década de los 70, se añadieron las primeras carretillas contrapesadas eléctricas al programa de producción de la empresa con el fin de acelerarlo más con la extensión de la gama de modelos en los siguientes años. En 1982, la gama de carretillas diésel ya incluía cuatro series distintas, con modelos con una capacidad de carga de entre 1,2 y 7 toneladas. En el caso de las carretillas elevadoras eléctricas, la capacidad de carga comprendía de 1,2 a 3 toneladas.

Lanzadas en 1985, la serie de carretillas diésel 351 supuso una contribución decisiva al éxito global de la empresa y se posicionó en la “clase premium” de entre 2 y 3,5 toneladas. Hasta el año 2001, se montaron 100.000 unidades de estos modelos solo en Aschaffenburg. Este logro le sirvió a Linde para recibir el reconocimiento de fabricar la “carretilla más producida de Europa” y aseguró la posición de la empresa como líder de mercado en el continente en lo que respecta a carretillas que circulan con motor de combustión interna. La siguiente generación de carretillas, los modelos 39X diésel y de gas licuado lanzados en 2002, también garantizaban la continuación de estos éxitos. Al mismo tiempo, aumentaba la proporción de carretillas de tracción eléctrica fabricadas en Aschaffenburg.

Presente y futuro
A pesar de que, durante mucho tiempo, el número de carretillas con motor de combustión interna era mucho mayor que el de aquellas con tracción eléctrica, la situación ha cambiado durante la última década y ahora la proporción está compensada. “En cuanto a la producción, creemos que ahora Linde se ha convertido en el líder del mercado en Europa también en este sector,”, explicaba Sabine Neuss, Directora de operaciones (COO) de Linde MH, durante la ceremonia de presentación de la carretilla 750.000. “Realizando inversiones por valor de unos 60 millones de euros de aquí al año 2021, expandiremos nuestra capacidad de producción en Aschaffenburg a medio plazo y simultáneamente optimizaremos aún más nuestros procesos”.

Con una capacidad de carga de cinco toneladas, la carretilla que está de celebración forma parte de la gama actual de los modelos Linde de tracción eléctrica, la cual se emplea en sectores como la industria de la automoción, el sector alimentario y de bebidas, así como en el almacenamiento de materiales de construcción y la industria química. Sus características especiales son los dos motores de tracción en las ruedas delanteras, el eje de dirección combi, el eje motriz compacto desacoplado del chasis a través de silenblocs y el freno de mano que se acciona de forma automática. Esta carretilla Linde 750.000 es, sin duda, una muestra más del compromiso de la empresa en crear carretillas elevadoras eficientes, económicas y confortables.

www.maycarr.es