LOS HOMBRES DE LA MINISTRA

20130121-174147.jpg

LA REMODELACION DE SU GABINETE

SUSTITUYE A VERDEGUER POR FERRE

PASTOR TIENE QUE NOMBRAR SECRETARIO GENERAL DE INFRAESTRUCTURAS

La ministra se ha encontrado con un problema de nombramientos por la dimisión de Enrique Verdeguer de forma imprevista. La realidad es que tiene varios que va aparcando como puede en esta crítica coyuntura. Autopistas en quiebra, AVES ineficaces, rebeliones en Renfe y Adif, el papelón de la Estiba, etc..Debe dejar de aparcarlos o no será recordada.

Vaya por delante que uno cree que que Ana Pastor podría ser la primera mujer presidenta del gobierno de España. Cuanto mas gobierna Rajoy mas se parece en su insipidez a Edward Heath. Sin embargo la ministra comprueba lo blandos que son algunos cuando se es exigente.

En suma uno es una admirador de la señora Pastor, lo que no quiere decir que salga de Fomento con esa fama de buena gestora con la que salió de Sanidad, son otros tiempos, y otros listones. Lo sabe y sabe que los suyos la tienen por “paradita”, peor opinión no cabe y son los suyos. Bien lo que se dice bien no lo está haciendo, para aprobar y eso con el atenuante de ” con la que esta cayendo ” que si no suspensa y sin ideas.

Ahora la salida de Verdeguer que estaba asustado con el lío del ADIF y tener que consensuar con Pomar de Renfe, la pone a prueba.

Ha tenido que echar mano de su secretario general de infraestructuras Gonzalo Ferre, da la apariencias de con prisas, para seguir adelante con la reestructuración de ADIF, pero ahora necesita cubrir el puesto clave dejado por este. Con el problema de la autopistas de peaje en quiebra, con demandas millonarias de Villar Mir -OHL- necesita alguien de confianza y negociador.

El nombramiento de Ferre evidencia la rápida marcha de Verdeguer que dimite por motivos personales. Nunca estuvo el ex conseller de Economía de la Generalitat cómodo con el cargo en el ADIF donde se enfrentaba a tener que hacer recortes, dividir la empresa en dos una para los AVEs y otra para las líneas convencionales, lograr que el pasivo 14.000 millones no cuente como déficit, vender 400 estaciones y mientras chocar con Renfe en aspectos de la administración ferroviaria. En Francia sin ir mas lejos su Adif ha salido perdiendo con la SNCF. Verdeguer era de pocas palabras pero era sincero y a este medio le había manifestado hace meses que la deuda era “imposible”

Ferre Moltó acumulaba experiencia en autopistas y había trabajado en Sacyr y Abertis por lo que su pase a ADIF del que sabe poco es una perdida de “know how” de autopistas para la ministra que necesita allí una persona que conozca el sector en las delicadas negociaciones. A cambio ADIF se parece a una de esas concesionarias de autopistas en quiebra, solo que es del estado y hace autopistas ferroviarias.

En escena podría entrar Llorca el presidente de Puertos del Estado, del que la ministra dijo justo cuando ya sabia la dimisión de Verdeguer que ” estaba muy contenta con él”. Aspirar aspirar. Llorca aspira a mas a nadie se le puede negar. Cuenta entre otras cualidades como eficaz ejecutor de la política ministerial, y eso algunas veces cuenta mucho mas que ser un especialista.

No sabrá de autopistas pero aprende rápido, en un par de fines de semanas sabe mas que nadie y es obediente como nadie, ya lo ha visto con la estiba, es capaz de hacerse el harakiri por usted, enviando a la Comisión de la UE el documento dictado por los sindicatos, después de decir que Bruselas tenía razón, que papelón, tuvo que enviar al abogado del estado de Puertos de vacaciones.
www.maycarr.es