"LIBERANDO COSTES OCULTOS"

20130122-094915.jpg

Según un estudio de Intermec, los errores de picking cuestan más de 290.000 euros anuales por almacén

   Intermec, Inc. (NYSE: IN) ha dado a conocer la tercera parte de su estudio “Liberando Costes Ocultos”, donde se estima que lo centros de distribución pierden una media de 291.000 euros debido a errores en la preparación de pedidos. 

Con la llegada de un nuevo ejercicio que estará marcado por la mejora de la eficiencia y la reducción de costes, nunca ha sido tan alta la necesidad de eliminar errores en los procesos. Alcanzar los objetivos en productividad y precisión es fundamental para mejorar márgenes. Más del 59% de los directores entrevistados han manifestado estar utilizando las métricas de “The Perfect Order” para identificar áreas de mejora.

El estudio, que está basado en entrevistas a 250 directores de centros de distribución en Estados Unidos y los principales países europeos, revela que el coste medio de un error en un pedido se sitúa en  16,82 euros, con más de la mitad de los almacenes (52%) reportando un ratio de cumplimiento de pedidos inferior al 97%. Además, el 19% de los encuestados afirma no contar con ninguna metodología para medir los errores en el picking, lo que sugiere que las pérdidas acumuladas en la cadena de suministro debido a este tipo de errores podrían ser mucho mayores.

De forma poco sorprendente, las compañías que han llevado a cabo recientemente revisiones de sus procesos de trabajo encontraron que la preparación de pedidos era un área clave donde resultaba más sencillo ahorrar costes.

Mejorar márgenes en el centro de distribución
8 de cada 10 directores entrevistados (79%) tienen como objetivo encontrar ahorros de costes del 19% durante este año, por lo que deben revisar sus procesos existentes y su tecnología.

Casi tres cuartas partes (74%) creen que incrementar la automatización en el centro de distribución tendrá el mayor impacto en la rentabilidad. El mismo porcentaje opina lo mismo sobre la adopción de nuevas tecnologías.

A pesar de ello, más de la mitad (51%) cree que la adopción de nuevas tecnologías representa un gran reto para la compañía y los trabajadore,s y que estas tecnologías deben ser intuitivas y muy sencillas de usar. Casi la mitad opinan igualmente que no es sencillo identificar áreas en el centro de distribución donde las inversiones proporcionen grandes resultados.

Más de dos terceras partes (68%) creen que la movilidad y flexibilidad del trabajador es clave para mejorar la rentabilidad, un sentimiento mucho más fuerte en Estados Unidos (76%) y el Reino Unido (84%) que en el resto de países.

Tecnología en el puesto de trabajo
A pesar de que se reconocen los beneficios que la tecnología y la automatización pueden aportar a la cuenta de resultados, casi una de cada cuatro compañías (23%) está aún utilizando el soporte papel para gestionar diferentes operaciones en el centro de distribución.

A pesar del continuado uso del papel, la gran mayoría de las empresas están de acuerdo en que una actualización tecnológica es necesaria para mejorar el rendimiento en el almacén. Los dispositivos multi-funcionales, por ejemplo, son considerados por el 72% de los gerentes como críticos para asegurarse que los operarios están correctamente equipados para cumplir con su trabajo.

Las tendencias tecnológicas que crecen incluyen el uso de la RFID (más del 52% de los directores ya la utilizan en su centro de distribución). En Alemania, esta tecnología es utilizada por el 60% de los almacenes encuestados. Mientras que la tecnología de identificación por voz es utilizada por el 24% de los almacenes.

Ian Snadden, Vicepresidente EMEA de Intermec, ha comentado que “este estudio reafirma lo dañino que resulta para los almacenes los errores a la hora de confeccionar pedidos. Si no se toman medidas, este problema seguirá erosionando los ingresos y los márgenes. Encarar esas pérdidas a la luz de los ahorros de costes es una necesidad para los centros de distribución. Ya no es una opción dar la espalda a los procesos y a las herramientas que pueden marcar la diferencia”.

Sobre este estudio
El estudio se ha basado en entrevistas personales a 250 Directores de Centros de Distribución y Cadena de Suministro en organizaciones con más de 500 empleados, cubriendo un amplio rango de sectores como distribución minorista y mayorista, fabricación, gran consumo, transporte, química, servicios logísticos y farmacia, entre otros.

Esta encuesta fue encargada por Intermec y llevada a cabo por la firma de investigación Vanson Bourne en Octubre de 2012.

www.maycarr.es