Ahora se da cuenta Europa del alto coste de la paquetería transfronteriza, que detiene el comercio electrónico europeo.

20140108-084035.jpg
Tras haber impedido la compra de TNT por parte de UPS la UE se da cuenta del lío que se ha metido. Se apoyó en que presumiblemente iba a reducir la oferta de paquetería entre diversos países de la Unión Europea.

Como así iba a ser, sin embargo a obviado que el principal problema de Europea es el que ahora el libro verde de la paquetería y la hoja de ruta de la paquetería elaborada por su comisión, por la Comisión Europea, señalan como el alto coste de la paquetería entre países europeos, lo que llaman transfronteriza, como el mayor impedimento para el desarrollo del comercio electrónico en Europa.

Ahora se dan cuenta las autoridades de la Unión Europea, que en los Estados Unidos se está desarrollando una vigorosa industria alrededor del comercio electrónico e internet y que en Europa la fragmentación de los mercados de paquetería y el oligopolio de los correos europeos en los distintos países, están impidiendo que el comercio electrónico se desarrollen en Europa como si fuese un mercado de 400 millones de habitantes como lo hacen en Estados Unidos.

Una vez más Europa se dispone a perder el tren, que ya perdió en internet. No domina internet, no tiene empresas como Google, Facebook, Twitter, y ahora no tendrá nadie que se oponga a Amazon.

La imposibilidad de hacer funcionar el mercado único europeo, de más de 400 millones de habitantes y del mismo tamaño que el norteamericano con un solo mercado, impidió que además de no tener el mismo lenguaje se desarrollase gigantes en Europa como: Google, Linkedln, Facebook y en general toda la industria de la comunicación en internet y móvil.

Esta es una tragedia europea, que no solamente es una cuestión provocada por las diferentes lenguas, sino que a pesar de tener la Unión Europea una población mucho más cualificada, multilingüe y gran parte de ella conocedora del ingles, es incapaz de funcionar como un mercado gigante que potencia las empresas europeas.

La tragedia se ve venir en el desarrollo de las empresas de comercio electrónico y en general todas las empresas industriales y comerciales europeas, que ven limitado su desarrollo en el comercio electrónico por los altos costes de la paquetería transfronteriza y los múltiples problemas de ese comercio electrónico.

La hoja de ruta, un documento emitido por la Comisión Europea, hace unas semanas pone en evidencia la gravedad del asunto.

Al no poderse desarrollar como un mercado completo y uniforme a lo largo de los veintisiete países de la Unión, lo que está ocurriendo es que el comercio electrónico esta creciendo menos que en Estados Unidos, y además con una característica más local y por países, es decir el comercio electrónico crece fuertemente pero cada empresa dentro de su país y de su ámbito. Se están encontrando las empresas europeas problemas, porque a la hora de hacer un envío de comercio electrónico en vez de los dólares que puede costar el envío de un Estado a otro en Estados Unidos, en Europa eso se multiplica por 3 a 5 veces.

La Unión Europea se enfrenta con esto a un nuevo gigantesco retraso en el mercado más rápido y pujante, que es el futuro de todas las empresas del mundo el comercio electrónico.

Pero esta tumba se la está cavando la Unión Europea ella solita, ahora se da cuenta el Sr. Almunia que hay un oligopolio de empresas europeas de paquetería y lo más grave es que ese oligopolio, es un oligopolio de empresas estatales de correos mayormente.

De la misma forma que hay oligopolios por países en la electricidad, en la distribución de combustible, en la distribución de gas, en la paquetería está pasando lo mismo, yendo trágicamente muy retrasadas las autoridades de la Unión Europeas en la organización de un mercado mucho más competitivo.
www.maycarr.es